Fundación Telefónica promueve red de escuelas para la prevención del trabajo infantil

 

72 planteles educativos en Venezuela están vinculados al programa Proniño

 

En el marco de la celebración de los 20 años de la Convención de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, Fundación Telefónica reúne a los directores de 72 escuelas vinculadas al programa Proniño para promover la prevención de la deserción escolar y  de la explotación infantil.

 

Educadores de escuelas pertenecientes a los estados Apure, Bolívar, Falcón, Sucre, Nueva Esparta, Zulia y Distrito Capital tuvieron la oportunidad de intercambiar ideas y experiencias sobre la realidad de niñas, niños y adolescentes que trabajan o están en riesgo de abandonar la escolaridad y de reflexionar junto a Fundación Telefónica sobre cómo  hacer de la escuela un espacio que brinde herramientas que les permitan acceder a oportunidades de desarrollo digno.

 

El ingreso prematuro al campo laboral y en condiciones de vulneración de los derechos  de niños, niñas y adolescentes es una problemática generalizada en América Latina y Fundación Telefónica, a través del programa Proniño, promueve la revalorización y transformación de la educación como el recurso más estratégico para garantizar un mejor  futuro.

 

«A través de la labor de las organizaciones sociales aliadas con las que tenemos convenio para ejecutar el programa Proniño, apoyamos al niño que está en riesgo de abandonar los estudios, respaldamos a los docentes y a las escuelas, impulsando mejoras en el proceso de enseñanza y aprendizaje, y contribuimos a generar conocimiento y difundir estudios e investigaciones que reflejan la dimensión de esta compleja realidad», indicó Érika Schmid, responsable del programa Proniño de Fundación Telefónica en Venezuela.

 

El objetivo es «sensibilizar a los diferentes actores involucrados y generar acciones que contribuyan a prevenir la deserción escolar y la explotación infantil», agregó Schmid quien presentó la dimensión global que tiene esta iniciativa que se desarrolla en 13 países latinoamericanos.

 

Al cierre de 2008, unas 2.596 escuelas y 105 ONG’s en 13 países de América Latina están vinculadas a la red de Proniño, beneficiando a 107.602 estudiantes.

 

En Venezuela, 12.379 niñas, niños y adolescentes han sido atendidos con este programa de Fundación Telefónica,  en el año 2009, en 72 escuelas y 11 centros de atención, a través de la labor de 4 ONG’s aliadas que ejecutan el programa.

 

Construir nuevo modelo educativo

 

El encuentro contó con la participación de la Dra. Nancy Montero, ex presidenta del INAM, en representación de la asociación civil Proinfa, una de las ONGs ejecutoras del programa Proniño, quien expuso la complejidad del tema del trabajo infantil, diferenciando el trabajo de la explotación, presentando el marco legal internacional y nacional para la protección de los derechos de los adolescentes que trabajan, y resaltando la necesidad de transformar la educación.

 

Montero concluye que: «Es necesario  construir  un nuevo  modelo educativo que redimensione la percepción del  trabajo. Conformar una cultura del trabajo  que  se  fundamente en una ética basada en la solidaridad y la responsabilidad individual.  Valorar  no  sólo  la gratificación material  sino también  la espiritual que conlleva».

 

40% de deserción escolar

 

El Dr. Mariano Herrera del Centro de Investigaciones Culturales y Educativas, CICE, institución que también es aliada del programa Proniño, tuvo una ponencia titulada «Escuela, pobreza y prevención del trabajo infantil»

 

Herrera hizo énfasis en la relación que existe entre la pobreza y el grado de escolaridad de las personas, asegurando que «el factor que más protege contra la pobreza en nuestro país son los años de escolaridad que se cursan».

 

Asimismo, afirmó que en Venezuela 40% de los jóvenes entre 15 y 25 años son desertores escolares y la mayor parte de ese porcentaje son hombres.

 

Explicó el por qué la mejor calidad educativa debe ser para el alumno que tiene mayores probabilidades de fracaso, por lo cual la escuela debe ser inclusiva y no excluyente, describió qué hace a una escuela ser más eficaz que otra y cerró su exposición indicando que el gran desafío de los educadores es, «hacer que la escuela sea el mejor sitio: gratificante,  satisfactorio y atractivo, para las niñas, niños y adolescentes y para los propios docentes».

 

Al final de la jornada, los directores de las 72 escuelas vinculadas al programa Proniño generaron ideas y brindaron aportes a Fundación Telefónica acerca de las estrategias que se pueden llevar a cabo para contribuir con este objetivo común,  de mejorar la calidad educativa y prevenir la deserción escolar y la explotación infantil.

 

 .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.