Aerolíneas LAN y TAM anuncian su intención de fusión

 

El nuevo grupo de aerolíneas latinoamericano podría convertirse en una de las principales aerolíneas del mundo. Viajes completos entre Latinoamérica y entre Latinoamérica y el mundo

 

SANTIAGO, Chile y SAO PAULO, August 16, 2010/PRNewswire/ — LAN Airlines S.A. (LAN) (NYSE: LFL/IPSA: LAN) y TAM S.A. (TAM) (BM&FBOVESPA: TAMM4/NYSE: TAM) han anunciado hoy que han entrado en un memorando de entendimiento no vinculante en el que se destacan sus intenciones de combinar sus posesiones bajo una sola entidad pariente.

 

La combinación creará un nuevo grupo de aerolínea latinoamericana que ofrecerá un servicio completo de pasajeros y carga en el continente y en el mundo. El nuevo grupo, que será conocido como LATAM Airlines Group, podría incluir a Lan Airlines y a sus filiales en Perú, Argentina y Ecuador; Lan Cargo y sus filiales; TAM Lineas Aereas S.A.; TAM Mercosur y el resto de propiedades de LAN y TAM.

 

La transacción está sujeta a la entrada de ambas partes dentro de un acuerdo vinculante definitivo y la satisfacción de las condiciones, incluyendo las aprobaciones empresariales y de accionistas y acciones y aprobaciones normativas.

 

Cada una de las aerolíneas del grupo continuaría realizando operaciones bajo los actuales certificados operativos existentes y marcas. Las aerolíneas podrían trabajar para construir una red completa de vuelos internacionales para pasajeros y servicios de carga a través de la región. El crecimiento permitido por la transacción podría servir para llegar a nuevos destinos, creando más oportunidades para los empleados de ambas compañías y una mayor creación de valor para los accionistas, acelerando el desarrollo económico y crecimiento de trabajo en los países nacionales de las aerolíneas del grupo y los países en los que prestan trabajo.

 

La transacción de todos los valores podría consolidar los intereses económicos de LAN y TAM bajo una sola entidad pariente al tiempo que satisface los requisitos extranjeros de propiedad y control de cada país donde realiza operaciones. En conexión con la transacción, LAN Airlines S.A. podría recibir el nuevo nombre de LATAM Airlines Group S.A. (LATAM), prestando servicio como compañía pariente que alinearía las actividades de todos los grupos de la propiedad. Los accionistas de TAM podrían recibir 0,90 acciones de valores ordinarios de LATAM por cada acción de TAM.

 

LATAM podría retener su cotización en la Bolsa de Valores de Santiago y su cotización ADR en la Bolsa de Valores de Nueva York, además de planear la cotización de sus acciones a través de BDRs, en Bovespa, Brasil.

 

Dentro del grupo, TAM seguiría realizando operaciones como compañía brasileña con su propia estructura. Las actuales propiedades de LAN Airlines S.A. realizarían operaciones como unidad empresarial independiente dentro del grupo (refiriéndose como LAN Airlines). Cada una de las aerolíneas dentro del grupo mantendría su actual sede central y estructura gubernamental.

 

Los accionistas de control de LAN y TAM han acordado un modelo de gobierno para gestionar de forma conjunta las decisiones estratégicas relacionadas con la alineación de las actividades de las posesiones del grupo LATAM. Mauricio Rolim Amaro, actual vicepresidente del consejo de dirección de TAM S.A., trabajará como presidente del consejo de dirección de LATAM, mientras que Enrique Cueto, actualmente ocupando el cargo de consejero delegado de LAN, se convertirá en el consejero delegado de LATAM.

Dentro del grupo, Maria Claudia Amaro, actual presidenta del consejo de dirección de TAM, pasará a ser la presidenta de TAM bajo la nueva estructura. Marco Bologna, actual director general y consejero delegado de TAM S.A., será el consejero delegado de TAM. Libano Barroso, actual director general de TAM Lineas Aereas S.A., seguirá ocupando su cargo. Ignacio Cueto, actual director general y responsable de operaciones de LAN, trabajará como consejero delegado de LAN Airlines.

 

"Se trata de la finalización de la visión de nuestro fundador, el Capitán Rolim, quien creyó que dentro de un mercado de cielos abiertos, un gran grupo de aerolínea de Latinoamérica proporcionaría servicios mucho más competitivos para nuestros pasajeros y clientes de carga", indicó Marco Bologna, consejero delegado de TAM. "La combinación de nuestra fortaleza y red complementaria beneficiará en gran medida a nuestros clientes, empleados, accionistas y a Latinoamérica. Juntas, LAN y TAM serán capaces de ofrecer nuevos destinos que ninguna compañía podría prestar por sí misma. Esto nos posicionará en un lugar que nos permite competir con las aerolíneas extranjeras que siguen aumentando su servicio dentro de nuestra región, creando nuevos trabajos en nuestros países natales".

 

Enrique Cueto, consejero delegado de LAN Airlines, afirmó: "Hoy es un gran día para LAN, nuestros clientes, nuestros empleados y nuestros accionistas. Juntos hemos construido LAN y la hemos convertido en un auténtico líder dentro de Latinoamérica. Tenemos mucho de lo que orgullecernos y mucho por lo que estar contentos. Pero mientras que la industria se consolida, no podemos quedarnos quietos. Hoy hemos anunciado nuestra intención de unir nuestras fuerzas con nuestros amigos de TAM, creando un viaje que servirá para construir uno de los principales grupos de aerolíneas del mundo. Tenemos gran admiración y respeto por nuestros amigos en TAM, y hemos disfrutado de muchos años de colaboración. Comparten nuestra pasión por el servicio, integridad y nuestra creencia en el gran potencial del mercado de Latinoamérica. Con esta combinación dispondremos de dos líderes de Latinoamérica, creando un líder mundial que hará que los latinoamericanos estén orgullosos".

 

El grupo combinado de aerolíneas proporcionará servicios para pasajeros a más de 115 destinos en 23 países, al tiempo que suministrará servicios de carga a través de Latinoamérica y en buena parte del mundo. Las aerolíneas del grupo podrán disponer de una flota formada por más de 220 aviones, además de contar con más de 40.000 empleados. En el año 2009 estos proveedores han dispuesto de unos ingresos combinados de 8.500 millones de dólares estadounidenses, transportando a más de 45 millones de pasajeros, además de disponer de una carga combinada de 832.000 toneladas. El grupo podría estar entre los principales grupos de aerolíneas en el mundo en términos de tamaño, beneficios y alcance de mercado.

 

Se espera que la combinación genere unas sinergias anuales de aproximadamente 400 millones de dólares estadounidenses. Estas sinergias se esperan de forma amplia en igual proporción desde el alineamiento de las redes de pasajeros, crecimiento en la red de carga (tanto internacional como en Brasil), además de reducir los costes. Se espera que la administración sea capaz de implementar aproximadamente un tercio de las sinergias dentro del primer año tras el cierre de la transacción, y todas las sinergias para final del tercer año.

 

Los empleados se beneficiarán de las oportunidades de carrera mejoradas y de un crecimiento más rápido como resultado de la combinación. La escala y diversidad del nuevo proveedor podría proporcionar una estabilidad superior y una mayor fortaleza financiera, beneficiando a todos los accionistas. Las aerolíneas combinadas tendrán más de 200 aviones programados para su entrega futura, consiguiendo un crecimiento y aumento del empleo en la región.

 

Los pasajeros se beneficiarán de un aumento de los vuelos, destinos y conexiones como resultado de esta combinación. La aerolínea combinada podría permitir viajes completos a través de la región y más allá. Los miembros del programa de vuelos frecuentes podrían ganar y conseguir millas en más vuelos, además de conseguir ganar millas a través de más socios que nunca antes.

 

Los clientes de carga podrían tener acceso a la red de carga más completa de Latinoamérica – con más capacidad, frecuencia y destinos que el resto de aerolíneas. Las aerolíneas combinadas podrían trabajar con rapidez para asegurarse de que los clientes podrán reservar, enviar y seguir la carga de forma completa en la red ampliada.

 

Según el memorando de entendimiento, las dos compañías se dedicarán a las negociaciones en exclusiva para conseguir un acuerdo vinculante definitivo, que deberá estar sujeto a llegar a un acuerdo sobre la documentación final, diligencias debidas, aprobaciones y acciones respectivas empresariales y con los accionistas, además de aprobaciones normativas. No se asegura que el acuerdo vinculante definitivo se consiga o que se complete la combinación.

 

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.