Venmaíz: “Cada día es más urgente el ajuste al precio de la harina precocida de maíz”


La Asociación Venezolana de Industriales de Harina de Maíz, Venmaíz, insiste en que se establezca un precio justo que permita cubrir los costos de producción y obtener una rentabilidad que garantice la reinversión
El ajuste inmediato de precio a 5,42 bolívares evitará que se siga produciendo a pérdida y disipará la preocupación existente a pocas semanas de iniciarse la siembra
El tiempo pasa sin que hasta la fecha haya un pronunciamiento formal que disipe la preocupación existente en el sector, a pocas semanas antes de iniciarse el ciclo de siembra de este rubro. Esto a pesar de los múltiples planteamientos hechos por la industria a distintos representantes del Gobierno Nacional, de revisar el precio regulado de la harina precocida de maíz. 
“Cada día que pasa es más urgente el ajuste inmediato al precio de la harina precocida de maíz”, insistió a través de un comunicado de prensa, la Asociación venezolana de Industriales de Harina de Maíz, Venmaíz. 
Reiteró que “el precio justo que permite la sustentabilidad de la categoría, la corrección del rezago de 9 años, la cobertura de los costos de producción y la obtención de una rentabilidad justa para seguir invirtiendo, es de 5,42 bolívares. Así lo hemos reiterado y solicitado en varias oportunidades al Ejecutivo Nacional”, aseguró. 
Señaló la asociación que “el precio actual no cubre los costos de producción, por lo que la viabilidad de la industria se mantiene seriamente comprometida y la cercanía del inicio de la siembra agrava la situación para todas las empresas del sector, que ya se encuentran produciendo a pérdida”. Es necesario que con el anuncio del incremento del maíz blanco para la próxima cosecha, se haga efectivo un nuevo ajuste de 1,36 bolívares por kilogramo.
En el comunicado Venmaíz asegura que “el ajuste de precio requerido permitirá seguir contribuyendo con el compromiso de la industria con la soberanía alimentaria”. En el mismo advierte que el sector viene padeciendo un rezago de 490% versus la inflación de alimentos, donde se incluyen otros costos, además de la materia prima.
.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.